top of page

Un 35% del personal quiere apoyo financiero a través de recompensas y beneficios personalizados.




Un tercio (35%) de los empleados quiere recompensas y beneficios personalizados como medio de apoyo financiero además de los aumentos salariales, según una investigación realizada por el proveedor global de plataformas de recompensas y beneficios Perkbox.


Su investigación, que encuestó a más de 2.000 trabajadores, también encontró que el 34% de los encuestados quiere tener acceso a planes de descuento que les ayuden a ahorrar en compras y el 32% quisiera recompensas flexibles que puedan gastarse en actividades como ir al cine o un pedido a domicilio.


Casi un tercio (29%) admitió haber buscado activamente dejar su empleador actual en favor de uno que brinde mayor apoyo financiero.

Mientras tanto, el 32% se siente menos motivado para trabajar duro porque cree que su empleador no ha hecho el esfuerzo adecuado para ayudar con los crecientes costos, y el 34% está resentido porque no se ha hecho más para apoyarlos.


Además, una cuarta parte (25%) dijo que no pueden concentrarse en el trabajo debido a preocupaciones sobre su situación financiera, el 30% está celoso de colegas que no tienen preocupaciones financieras y el 23% dijo que las conversaciones sobre dinero han resultado en sentimientos de animosidad. A pesar de esto, el 51% agradecería tener conversaciones abiertas sobre el dinero en el lugar de trabajo.


Poco menos de un tercio (31%) de los empleados de la Generación Z dijeron que evitan hablar de dinero para no sentir enojo porque sus colegas ganan más, mientras que el 24% cree que hablar de dinero en el lugar de trabajo perjudicará su carrera profesional. Un total del 18% de toda la fuerza laboral, y sólo uno de cada 10 baby boomers, dijo lo mismo.


Mona Akiki, directora de personal de Perkbox, dijo: “Los empleadores no pueden darse el lujo de pasar por alto la conversación sobre el dinero. Hacerlo pone en riesgo la productividad, la motivación y la cultura."

En cambio, los empleadores deben reconocer las presiones que enfrentan los trabajadores y facilitar un diálogo abierto para comprender cómo el estrés monetario está perjudicando a sus negocios. Brindar un apoyo significativo depende de escuchar y responder a las necesidades de los trabajadores.


Las empresas deberían alentar a los empleados a ser más abiertos sobre lo que les causa estrés financiero. Esto les permitirá reconocer significativamente las presiones actuales de la crisis del costo de vida y ofrecer el apoyo adecuado.


"Las empresas deberían buscar ofrecer un paquete de recompensas y beneficios que pueda adaptarse a las diversas necesidades de los trabajadores. Estas herramientas contribuirán en gran medida a garantizar que todos los miembros de la fuerza laboral se sientan vistos, apoyados y apreciados”.




Fuente: Employeebenefits.com.uk, Zoe Wickens

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page