Avenida Kennedy 6800, Oficina 209, Torre A, Vitacura, Santiago

Teléfono: 56-2-32451722

info@benezoom.com

Benezoom SPA 

Todos los derechos reservados

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • LinkedIn Social Icon

<!-- Start of Async HubSpot Analytics Code -->
  <script type="text/javascript">
    (function(d,s,i,r) {
      if (d.getElementById(i)){return;}
      var n=d.createElement(s),e=d.getElementsByTagName(s)[0];
      n.id=i;n.src='//js.hs-analytics.net/analytics/'+(Math.ceil(new Date()/r)*r)+'/1546389.js';
      e.parentNode.insertBefore(n, e);
    })(document,"script","hs-analytics",300000);
  </script>
<!-- End of Async HubSpot Analytics Code -->

Blog

Productividad laboral

October 20, 2014

 

La OCDE estima que los países en desarrollo continuarán creciendo más rápidamente que las naciones más avanzadas en las próximas décadas

 

Un índice mayor de productividad no se correlaciona con un número elevado de horas de trabajo. Así lo afirma Premiere Global Services Inc. (PGI), empresa líder en soluciones para la colaboración y las conferencias, cuyo nuevo informe basado en datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) afirma que el país más productivo del mundo es Alemania.

 

El informe analiza diversas variables, entre ellas la media de horas de trabajo por año por empleado y la correlación de estas cifras con la media de productividad por hora. Se basa en las cifras obtenidas en el estudio “Perspectivas sobre el Desarrollo Global 2014” de la OCDE, presentado en su centro de conferencias de París el 2 de julio de 2014.

  

Los países más productivos del mundo

 

De acuerdo al estudio de PGI, un trabajador alemán no llega a trabajar 1.500 horas al año, y sin embargo su hora de productividad es la mejor valuada del mundo, con un estimado de US$49.30 (36,68€). La fuerza laboral francesa es la segunda, con una media más próxima a las 1.500 horas y un valor de productividad de US$49.13 (36,55€), seguido por Estados Unidos.

 

 

                                                                                                                                   

Fuente: Blog PGI

 

El estudio también revela que las personas que dedican más horas al trabajo son los surcoreanos, con más de 2.600 horas por año, con un valor medio de hora de productividad de US$26,22 (19,5€), casi un 50% menos que los alemanes y franceses. México también tiene una media de horas de trabajo que excede las 2.100, y sin embargo su valor de productividad por hora es de US$14,46 (10,75€), uno de los más preocupantes para la OCDE.

 

 

La falta de productividad de los países en desarrollo

 

A pesar de sus altos índices de crecimiento, muchos de los países en vías de desarrollo, considerados motores de la economía mundial, revelan una lenta convergencia económica, asegura el nuevo informe de la OCDE. Ante esto, el organismo internacional urge la realización de reformas estructurales, puesto que muchos de estos países luchan para alcanzar a los países desarrollados en términos de productividad, entre ellos Sudáfrica, Brasil, Colombia, Hungría y México.

 

En términos generales, la productividad total de todos los países considerados en el estudio se encuentra un 30% por debajo de los índices de productividad de Estados Unidos, e incluso muchos países se distancian aún más, como México, Brasil y Turquía, asegura el director del Centro de Desarrollo de la OCDE, Mario Pezzini.

 

De acuerdo al estudio, estas economías necesitarán de más tiempo para alcanzar la media de aportación del PIB por persona de US$86.000 (63.980€) de la OCDE.

 

Pese a que España tiene niveles superiores de productividad a estos países, también se encuentra por debajo de la media de PIB por persona, con 80.879 (60.173€) y una media cercana a las 1.700 horas de trabajo por año.

 

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, explica que de acuerdo a las cifras actuales, muchos países de ingresos medios no lograrán alcanzar la media de ingresos de los miembros de la OCDE propuesta para 2050. Reconoce que incluso si su crecimiento se hace más lento a medida que éstos se desarrollan, su estructura de desarrollo corre el riesgo de debilitarse.

 

Entretanto, se prevé que algunos países como China, Panamá y Kazajistán logren la convergencia económica necesaria para alcanzar los objetivos de 2050.

 

¿Y como andamos por casa?

 

Durante 2013, la productividad laboral en Chile alcanzó los US$ 33.222 por persona empleada, dejando a nuestro país por sobre el resto de América Latina, según un informe de Euromonitor International. Llevado a la unidad de valor medio de hora de productividad, y considerando que el promedio de horas trabajadas en el país es de unas 2015 por trabajador, esta ascendería a unos de US$16,5 (22,2€)

 

Hasta el año 2013, destacaba dentro de este buen escenario económico la tasa de desempleo del 5,7%, así como la creación de más de 978 mil empleos hasta dicho año. Este estado de “pleno empleo” también explicaría el puesto de Chile en el ranking .

 

“La cantidad de fuerza laboral se ha ido estancando y es un indicador bastante plano en torno al 2%, mientras que la economía sigue creciendo a tasas del 5% o 6% en los últimos cuatro años. Ahí tienes un aumento importante de la productividad”, indica Patricio Rojas, socio de la consultora económica Rojas y Asociados.

 

En el informe Euromonitor destaca que los niveles de productividad por trabajador tuvieron relación con el alto nivel de empleo en las industrias de servicio como comercio, hoteles y restaurantes.

 

El estudio considera la productividad dividiendo el Producto Interno Bruto de un país entre la cantidad de personas empleadas. Rojas advierte que es un indicador parcial: “Solamente mide la productividad media del trabajo, que no se traduce en que la economía sea más eficiente. Se debería considerar la productividad total de factores, que tiene que ver con la productividad del capital, de las instituciones y regulatoria, y ahí probablemente tenemos deficiencias”.

 

Un estudio de la consultora McKinsey, indica que la productividad nacional ha ido cayendo en los últimos años. En la década de los 90, la productividad aportaba dos tercios del crecimiento del país. Hoy menos de un sexto; 0,9 puntos de 5,7%, que fue el crecimiento promedio entre 2009 y 2012.

 

Patricio Rojas agrega: “Si queremos ser un país más eficiente tenemos que elevar nuestra productividad total de factores y no solamente mirar lo que está pasando con la mano de obra, sino que tratar de mejorar nuestras instituciones y cómo utilizamos el capital que tenemos”.

 

 

 

Fuente: Universia España / El Mercurio

Please reload

Recent Posts

November 10, 2018

Please reload

Featured Posts
Please reload