Avenida Kennedy 6800, Oficina 209, Torre A, Vitacura, Santiago

Teléfono: 56-2-32451722

info@benezoom.com

Benezoom SPA 

Todos los derechos reservados

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • LinkedIn Social Icon

<!-- Start of Async HubSpot Analytics Code -->
  <script type="text/javascript">
    (function(d,s,i,r) {
      if (d.getElementById(i)){return;}
      var n=d.createElement(s),e=d.getElementsByTagName(s)[0];
      n.id=i;n.src='//js.hs-analytics.net/analytics/'+(Math.ceil(new Date()/r)*r)+'/1546389.js';
      e.parentNode.insertBefore(n, e);
    })(document,"script","hs-analytics",300000);
  </script>
<!-- End of Async HubSpot Analytics Code -->

Blog

El monje que vendió su ferrari

November 23, 2014

Estas sentado en mitad de un espléndido y exuberante jardín. Este jardín está lleno de las flores más espectaculares.

 

El entorno es extraordinariamente tranquilo y callado. Saborea los placeres de este jardín y piensa que tienes todo el tiempo del mundo para disfrutar de este oasis. Al mirar alrededor ves que en mitad del jardín mágico hay un imponente faro rojo de seis pisos de alto.

 

De repente, el silencio del jardín se ve interrumpido por un chirrido fuerte cuando la puerta del faro se abre. Aparece entonces un luchador de sumo japonés, mide casi tres metros y pesa cuatrocientos kilos – quién avanza indiferente hacia el centro del jardín.

 

Cuando el luchador de sumo empieza a moverse por el jardín, encuentra un reluciente cronógrafo de oro que alguien olvidó muchos años atrás. Resbala y al momento cae con un golpe sordo. El luchador de sumo queda inconsciente en el suelo.

 

Cuando ya parece que ha exhalado su último aliento el luchador despierta, quien sabe si movido por la fragancia de unas rosas amarillas que florecen cerca de allí. Con nuevas energías, el luchador se pone rápidamente en pie y mira intuitivamente hacia su izquierda.

 

Lo que ve le sorprende mucho.

 

A través de las matas que hay al borde mismo del jardín observa un largo y serpenteante camino cubierto por millones de hermosos diamantes. Algo parece impulsar al luchador a tomar esa senda y dicho sea en su honor así lo hace. Ese camino le lleva por la senda de la alegría perdurable y la felicidad eterna.

 

Fuente: El monje que vendió su ferrari, Robin S. Sharma

 

Baja documento en PDF en blog

Please reload

Recent Posts

November 10, 2018

Please reload

Featured Posts
Please reload