Avenida Kennedy 6800, Oficina 209, Torre A, Vitacura, Santiago

Teléfono: 56-2-32451722

info@benezoom.com

Benezoom SPA 

Todos los derechos reservados

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • LinkedIn Social Icon

<!-- Start of Async HubSpot Analytics Code -->
  <script type="text/javascript">
    (function(d,s,i,r) {
      if (d.getElementById(i)){return;}
      var n=d.createElement(s),e=d.getElementsByTagName(s)[0];
      n.id=i;n.src='//js.hs-analytics.net/analytics/'+(Math.ceil(new Date()/r)*r)+'/1546389.js';
      e.parentNode.insertBefore(n, e);
    })(document,"script","hs-analytics",300000);
  </script>
<!-- End of Async HubSpot Analytics Code -->

Blog

¿Es la educación en línea un medio eficaz para apoyar el bienestar financiero?

October 16, 2019

 

Lo que necesita saber:

  • La educación financiera es una herramienta clave para apoyar el bienestar general de los empleados, pero debe ser entregada de una manera atractiva y relevante.

  • Si bien las presentaciones y seminarios presenciales siguen siendo muy populares, las iniciativas en línea pueden llegar a una fuerza laboral ampliamente dispersa con información personalizada.

  • Los métodos en línea ayudan a evitar el estigma en torno a hablar públicamente sobre el dinero y pueden llegar a un punto en el que los empleados reciben la información correcta automáticamente.

Las inquietudes financieras de un empleado, ya sea sobre el mantenimiento de una familia, el manejo de la deuda problemática o el ahorro para el futuro, pueden afectar su salud de múltiples maneras, como niveles altos de estrés y ansiedad, falta de sueño y falta de concentración. Todo lo cual, por supuesto, impactará a un negocio por ausencia, falta de compromiso y motivación, y bajos niveles de productividad.

 

Según el índice de bienestar financiero 2019, publicado por Close Brothers Asset Management en enero de 2019, el 77% de los empleados ha tenido problemas de dinero que les afecta en su trabajo, mientras que el 89% de las grandes empresas del Reino Unido se han visto afectadas por un deteriorado bienestar financiero de sus empleados.

 

Para ayudar a abordar estas preocupaciones, un programa de educación financiera puede proporcionar las herramientas y la información para ayudar a los empleados en el camino hacia una mejor estabilidad financiera y, en última instancia, mejorar su salud y bienestar general.

 

Sin embargo, para que los empleadores obtengan un mejor retorno de su inversión, deben asegurarse de que esta educación se brinde de una manera que alcance, involucre y sea relevante para los empleados.

 

Expectativas modernas.

 

La investigación de “beneficios para empleados” de Barnett Waddingham Pensions, publicada en diciembre de 2018, descubrió que los empleadores están utilizando una amplia gama de opciones disponibles en el mercado: el 62% ofrece educación financiera a través de seminarios presenciales, mientras que el 57% usa un sitio de intranet; el 43% proporciona herramientas y modeladores en línea, y el 23% usa seminarios basados ​​en la web.

 

Aunque los métodos cara a cara tienden a ser vistos como los más efectivos cuando se trata de involucrar activamente al personal involucrado, dentro de la realidad moderna de fuerzas de trabajo altamente dispersas, prácticas de trabajo ágiles y empleados diversos - con preferencias y estilos de aprendizaje variados, esto ya no es necesariamente la mejor solución.

 

El alcance del programa es un factor clave, dice Martin Parish, director de área de Aon. “El cara a cara sigue siendo el método más popular, pero eso es difícil con una fuerza laboral dispersa, ya que se vuelve costoso; la entrega en línea definitivamente tiene una ventaja desde una perspectiva de economías de escala”. Además, a medida que la personalización y la personalización se convierten en la norma en todos los ámbitos de la vida, existen limitaciones para la relevancia de las presentaciones en masa.

 

Jeremy Beament, cofundador de Nudge, dice: "Con 30 o 40 empleados en una sala, entregar una presentación personalizada y relevante para cada una de esas personas es prácticamente imposible".

 

Sin embargo, hay fortalezas en todos los métodos, ya sea en línea o de manera presencial, dice Rebekah Gerry, líder de bienestar financiero en Neyber: "Es importante recordar que no tiene que ser uno u otro.

 

Muy a menudo trabajaremos con un cliente donde proporcionamos sesiones cara a cara, y seguimos con la capacidad de motivar a que las personas se registren en línea y sigan aprendiendo”.

 

Soporte personalizado.

 

En un mundo ideal, los empleados pueden tener lo mejor de ambos accediendo a sesiones individuales cara a cara que les permita obtener información acerca de problemas relevantes y encontrar respuestas a sus propias preguntas; sin embargo, en realidad esto es más difícil de implementar para los empleadores.

 

Parish dice: “El contenido en línea permite a los empleadores y asesores establecer una estrategia para que diferentes empleados obtengan información diferente; ahí es donde el ángulo de personalización se vuelve ventajoso ".

 

La capacidad de ofrecer apoyo a los empleados en todas las áreas de sus ciclos de vida también permite a las organizaciones evitar centrarse demasiado en un tema que podría no parecer relevante para grandes porciones de la fuerza laboral.

 

Beament explica: “Cuando comenzamos a hablar con los empleadores sobre la educación financiera, se suponía que estaría muy enfocado en las pensiones. Las pensiones son increíblemente importantes, pero esta es solo una de las 25 áreas que cubrimos. En lugares de trabajo moderno, la ​​línea entre hogar y el trabajo ha desaparecido casi por completo, y los empleados buscan apoyo en todo su ciclo de vida financiera, en lugar de un área específica; hoy, observamos una visión más holística en torno a la educación financiera.

 

“Un conjunto de contenido nunca cubrirá a todos", coincide Gerry. "Es por eso que poder personalizar y proveer a las personas de lo que es más importante para ellas en ese momento en particular, es un beneficio real de los programas en línea".

 

 

Información sensible.

 

La entrega en línea también puede ayudar a abordar el estigma residual en torno a discutir dinero, especialmente en el lugar de trabajo y en un contexto grupal. Esta es una preocupación particular cuando algunos de los problemas centrales con los que los empleados necesitan ayuda son el presupuesto diario y la gestión de la deuda.

 

"Hay mucho estigma al hablar de finanzas", dice Gerry. “Por mucho que tratemos de romperlo puede ser bueno, particularmente para aquellas personas que sienten que están en una situación financiera mala; poder obtener ese apoyo y ayuda en línea, sin tener que levantar la mano."

 

A medida que avanza la tecnología que rodea la educación financiera en línea, es posible que los empleados ya no tengan que preocuparse por pedir ayuda de forma activa sobre temas delicados, virtuales o de otro tipo.

 

"La evolución clave es procurar la información correcta a las personas correctas en el momento correcto, y con la motivación correcta", concluye Beament. "A medida que la tecnología se hace más rápida y la inteligencia artificial entra en acción, el objetivo final es saber exactamente quién es un individuo y pueda obtener exactamente lo que necesita, en el momento exacto".

 

Fuente: Employeebenefits.co.uk / Tynan Barton 15 Octubre, 2019.

 

 

 

Please reload

Recent Posts

November 10, 2018

Please reload

Featured Posts
Please reload