Portabilidad financiera para trabajadores: ¿efecto boomerang?

Actualizado: 4 de abr de 2020


El proyecto de portabilidad financiera ha avanzado transversal y sostenidamente en el Congreso. Por tanto, es evidente que será ley de la República en muy poco tiempo más.


En términos muy generales este proyecto permitirá que las personas puedan cambiarse de una institución financiera a otra con mayor facilidad, aumentando la competencia en el mercado y reduciéndose los costos y tiempos asociados. Sin embargo,


¿Deberíamos creer que esto basta para solucionar el problema del endeudamiento y sobreendeudamiento de los chilenos?


La respuesta clara y contundente es NO; por lo tanto, debemos tratarla como una buena herramienta de apoyo, pero que debe venir acompañada de una serie de actos para que el resultado final sea positivo. Hay que considerarla como una excelente medida, pero que es un medio y no un fin en sí mismo.


Esto lo afirmamos porque concentrar las deudas en una sola - refinanciándola en cuotas que estén adaptadas a la realidad del deudor - puede tener consecuencias muy positivas; entre otras, que le permitirá llegar a final de mes; sin embargo, nuestra experiencia con “compras de cartera” es otra.


En primer lugar, el ejercicio mental que