Tipos de personalidad y bienestar.



Para prosperar en la era de la ambigüedad, los tipos de personalidad tiene una gran influencia en el comportamiento, mentalidad y resultados personales. Los empleados que se las arreglan mejor con el bienestar financiero y mental tienden a ser más resilientes emocionalmente, optimistas y conscientes; pero con el apoyo adecuado y personalizado, cualquiera de ellos puede construir resiliencia.


La compañía Aviva (UK), trabajó con los especialistas en bienestar y psicólogos empresariales en Robertson Cooper para crear cuatro tipos de personalidad basados ​​en la evidencia:


Sobrevivientes Espontáneos



Características.


Trabajan muy bien bajo presión y decisiones rápidas. Pueden perder atención en los detalles.


  • ¿Cuándo y dónde prosperan?

Disfrutan la presión bajo reglas de trabajo informal; prospera cuando los detalles y la planificación no son una prioridad.


  • ¿Cuándo y donde tienen problemas?

Pueden presentar problemas bajo reglas de trabajo que exigen alta organización, estructura y automotivación.




Cumplidores Aprehensivos




Características.


Determinados y disciplinados, pueden tener problemas bajo presión.


  • ¿Cuándo y dónde prosperan?

Usualmente conscientes de los problemas y amenazas, tienden a desempeñarse bien bajo planificación anticipada y vigilancia de aspectos que podrían resultar mal.

  • ¿Cuándo y donde tienen problemas?

Elevada presión o reglas de trabajo ambiguos, objetivos muy abiertos y bajo nivel de especificaciones.




Cumplidores Resilientes



Características.


Disciplinados, organizados y seguros, responden bien bajo presión; pero quieren un camino claro y baja incertidumbre.


  • ¿Cuándo y dónde prosperan?

Se adecuan bien a reglas estrictas y presión, donde la autodisciplina y determinación es importante.

  • ¿Cuándo y donde tienen problemas?

Cambios repentinos, situaciones ambiguas, podrían afectarles negativamente.





Preocupados Impulsivos



Características.


Menos organizados y resilientes, fuertemente motivados, pero requieren apoyo emocional.


  • ¿Cuándo y dónde prosperan?

Trabajan bien en ambientes de trabajo donde pueden fluir con libertad, y donde existe apoyo emocional, flexibilidad.


  • ¿Cuándo y donde tienen problemas?

Probablemente tiene un bajo desempeño cuando sus pares son muy dependientes de sus resultados y cuentan con una supervisión débil.



El efecto Personalidad.


Mientras un porcentaje significativo de personas siente no estar en el camino de mejoras para sus finanzas, y es factible entender – a partir de sus personalidades porqué, no existe un único camino que permita poner a todos en el camino adecuado para este objetivo. En los últimos estudios de AVIVA, existen importantes diferencias entre las necesidades de estos cuatro tipos de personalidad.


Si bien es cierto todos estos tipos de personalidad concuerdan en que el manejo de su bienestar financiero depende de ellos mismos, existe un importante rol que los empleadores pueden jugar. En particular, el proveer a sus empleados acceso a sólidos conocimientos de educación financiera, dado que una mayor seguridad en el manejo del dinero les ayudará en su bienestar emocional y financiero.


Este estudio, así como muchos otros estudios, revelan a los empleadores los beneficios de invertir en salud y bienestar de sus trabajadores (as); entonces, existe un claro caso de negocios que indica como actuar en esta área.


Por ejemplo:



¿Que pueden hacer los empleadores?


Fuente: Extracto de paper de AVIVA UK: "Evolving in the age of ambiguity".

16 visualizaciones0 comentarios