UK: El 45% de los empleados no se siente apoyado por su empleador.