Ojos que no ven, corazón que no siente…