• armando bienestar

Ojos que no ven, corazón que no siente…



Entender cómo llevar a cabo un uso eficiente de recursos en incertidumbre es sin duda alguna, un enorme desafío.


En nuestras últimas columnas, hemos intentado movilizar la atención de nuestra audiencia hacia contestar la pregunta acerca de si su actual inversión tras su oferta de compensación y beneficios es la correcta; y si el retorno esperado de esta inversión es el esperado. Lo complejo en este proceso es medir correctamente, ya que se requiere de instrumentos y metodologías adecuadas.


Como parece lógico, el momento en que se realiza la medición, los grados de confidencialidad que se le otorgue, quién y cómo se efectuarán las preguntas, son algunos de los puntos clave a tener en cuenta. Todos podríamos presumir que, en promedio, si un jefe presencialmente pregunta a su equipo qué les parecen los beneficios que entrega la empresa o se enfoca en un beneficio en particular, la respuesta estará algo teñida o suavizada. Nadie pretende colgarse el traje de inconformista, problemático, u otros similares que se le entregan a quienes no comparten de buena manera lo que entrega la empresa, aunque sea con críticas constructivas.


Por ello, la semana pasada nos centramos en señalar la importancia de medir el impacto que provocan los beneficios que se otorgan, destacando lo fundamental que resulta hacer una pausa para reflexionar, pero seguido de una acción concreta para corregir y volver a balancear todo.


Sin perjuicio de lo anterior, el entregar beneficios trascendentes -concepto que ya hemos destacado no va necesariamente aparejado a que tengan una gran reiteración. Algunos incluso, podrían ser excelentes beneficios, pero debido a una nula o muy baja tasa de uso durante un año, pierden gran parte de su valor. Un buen ejemplo es la contratación por parte de la empresa de un seguro de salud para todos sus trabajadores. Es bastante probable que muchos trabajadores no lo requieran en un año, sin embargo, nadie puede negar que este se convierte en un beneficio de incalculable valor por la tranquilidad que entrega y, sobre todo, en caso que ocurra la contingencia y haya salvado de una bancarrota segura. Otros beneficios, como los Programas de Bienestar Financiero, puede que no sean utilizados por todos, pero sí puedan transmitirse masivamente por su notable impacto, al ver a compañeros que encontrándose en situaciones críticas se ordenan y superan el duro momento de un endeudamiento excesivo, gracias a las nuevas herramientas obtenidas en el programa.


Por tanto, habrá beneficios que tendrán la ventaja de publicitarse más sencillamente que otros. Por lo que hay que encontrar mecanismos para asegurar que ninguno se olvide para que así no se pierda la valoración por parte del trabajador. A lo anterior, hay que agregarle otro antecedente muy relevante, pensando en el trabajador no solo es importante que sepa de la existencia de determinados beneficios, sino que es fundamental que conozca el esfuerzo que hace la empresa por cada uno de ellos. Es importante que conozcan periódicamente qué beneficios ha escogido la empresa para ellos, cuyo costo existe independiente de su uso y también, aquellos beneficios que generan uso de recursos por contingencias particulares, como serían los bonos de nacimiento.


Contar con una cartola que reúna todos los costos que ha debido asumir la empresa, considerando remuneración, reajustes, beneficios, entre otros, es algo de un altísimo valor, más si dicha documentación la recibe de manera sencilla, amigable, y concreta. El alejarse del concepto del sueldo “líquido”, considerado por tal, lo que recibo de parte de la empresa, se torna un tema muy relevante, ya que como sabemos éstas destinan muchos recursos a otros ítem que para el trabajador pasan desapercibidos o, en caso de conocerlos, les es imposible de avaluar.


Nuestra Cartola de Compensación Total es una herramienta de alta utilidad para que los trabajadores conozcan y así valoren todo lo que la empresa les entrega, que sabemos que es mucho más que la suma de sus sueldos líquidos. Adicionalmente, tiene la ventaja de ser una demostración de confianza y transparencia para poner arriba de la mesa los recursos que son destinados en cada uno de ellos, atributo tan exigido y agradecido en estos tiempos.

0 vistas

Avenida Kennedy 6800, Oficina 209, Torre A, Vitacura, Santiago

Teléfono: 56-2-32451722

info@benezoom.com

Benezoom SPA 

Todos los derechos reservados

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • LinkedIn Social Icon